CuentosAugust 14, 2018

Tony

Tony murió. No fue exactamente una sorpresa para nadie. Llevaba varios meses cuesta abajo, sin remedio. Supongo que incluso su familia se hubiera acostumbrado a la idea, si se hubieran enterado de algo. Pero como Tony siempre fue la oveja negra, y nunca encajó para nada, eventualmente todos se desentendieron de su vida. Tampoco él hizo el más mínimo esfuerzo para ser aceptado. En cuanto pudo se buscó un trabajo en una funeraria, y reunió el dinero para comprarse un apartamentico. Nunca he sabido cómo se las arregló. Después le dio por los tatuajes y en eso estaba cuando le dio por el arte y finalmente le dio por el suicidio. En conjunto, no parece una cadena de consecuencias tan deplorable después de todo. Tampoco original.